Haz que todas tus fantasías se conviertan en realidad

Probablemente tú, cómo todo el mundo, hayas tenido una fantasía en la que los principales protagonistas son los roles. Bien sea la clásica fantasía de la enfermera sexy y el paciente con manos ligeras o la señora de la limpieza con un vestido mucho más corto de lo normal, este tipo de fantasías son extremadamente comunes y son una de las formas más sencillas de darle un toque distinto a tu vida sexual.

Aunque el juego de roles sea una de las fantasías más comunes de las personas, muchos no lo comentan con su pareja por pena o temor a que se rían en su caras. Pero en realidad, no hay nada que temer, ya que si compartes un alto grado de intimidad con tu pareja, es muy probable que entienda tu proposición y seguramente la acepte.

Cómo llevar tus fantasías a la cama

A continuación, te presentamos una serie de consejos para lograr poner en práctica esas fantasías que tienes desde hace tiempo.

  • Comparte: El primer paso es el más difícil, lo que tienes que hacer es sentarte a hablar con tu pareja sobre qué es lo que deseas. Lo ideal es que se lo presentes de una manera positiva, incluyéndolo/a desde un principio, para que no sienta que es que sueñas con otras personas, si no que te excita pensar en esos escenarios.
  • Comparte (más): No es suficiente con decir que quieres que tu pareja asuma el rol de tu preferencia, tienes que expresar claramente qué es lo que quieres y cómo lo quieres. De esta manera, tu pareja sabrá exactamente cómo actuar y así no habrá malentendidos.
  • Negocien: Es muy importante que los dos estén de acuerdo sobre hasta qué punto pueden llegar. En especial si se trata de una fantasía bondage con castigos. Establezcan límites antes de empezar, así se sentirán más seguros y cómodos.
  • ¡Disfrázate!: Aunque no es obligatorio, disfrazarse puede otorgarle a tu fantasía un toque increíble. En sexshops como sintabues.com puedes encontrar una gran variedad de disfraces, cómo el de conejita playboy o el de guardia civil sexy, entre muchos otros.
  • Diviértete: La idea de esto es que los dos se diviertan y disfruten, no se estresen si alguno se ríe o se sale de papel. Sigan adelante y tengan una gran noche.

Nuestro último consejo es que le des rienda suelta a tu imaginación: usa juguetes, acondiciona la habitación, etc. ¡El cielo es el límite!

Esta entrada fue publicada en Enciclopedia SexShop. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.